martes, 20 de junio de 2017

Reseña: El señor de las moscas

Si le tienes miedo a alguien, le odias. Te engañas diciéndote que de verdad no es tan malo, pero luego, cuando vuelves a verle... es como el asma, no te deja respirar.
 
Título: El señor de las moscas.
Escritor: William Golding.
Número de páginas: 288.
Editorial: Alianza.

Sinopsis: Una treintena de muchachos son los únicos supervivientes de un naufragio en el que perecen todos los adultos. Enseguida se plantea cómo sobrevivir en tales condiciones, y no tardan en crearse dos grupos con sus respectivos líderes. Ralph se convierte en el cabecilla de quienes están dispuestos a construir refugios y a recolectar, mientras que Jack se convierte en el jefe de los cazadores, animados por un espíritu más aventurero. Las tensiones entre ambos bandos desembocan en un enfrentamiento que se resuelve en un baño de sangre. 

El señor de las moscas es un nombre para el mal en la cultura judía, y este es uno de los temas principales de la novela, junto con la contraposición entre civilización y barbarie y la validez de la disciplina, entre otros muchos.

Opinión personal: Luego de que un avión se impacte sin control sobre una isla desierta, el autor nos indica que todos los adultos que iban en el vuelo resultaron muertos. Se nos presenta al principio de la historia a Ralph junto a un niño al que llaman “Piggy” como sobrevivientes, quienes descubren una caracola que hacen sonar para descubrir si hay más personas con vida y otros niños aparecen corriendo al encuentro del sonido tan poderoso que ha resonado entre los árboles. Ahora que saben quiénes están vivos, deben idear entre todos, un plan que los ayude a subsistir hasta que alguien pueda encontrar el lugar donde están y rescatarlos.
 
Lo primero que hacen es elegir a un líder que los guie y les aliente cuando vengan los problemas, y ese sin lugar a dudas, por mayoría de votos fue Ralph. Desde entonces una especie de celos surgió hacía él de parte de Jack quien deseaba más que nada guiar a los demás. Luego de una serie de decisiones equivocadas o mal ejecutadas, empiezan a desarrollarse diversos conflictos que terminan por alterar el escaso orden y poco a poco las reglas establecidas empiezan a quebrarse sin que nadie pueda reorganizar las cosas de forma correcta.

Desde el comienzo se nos establece con claridad la personalidad de cada pequeño, quien es el más listo, el más fuerte, el más débil, el más sensible. Eso es algo me agrado bastante, porque hay muchos nombres que pueden llegar a confundirse. Los personajes me han llegado demasiado al corazón. Porque lo que aquí se nos presenta son a niños de entre los seis a trece años que empiezan mostrando una inocencia que termina por disiparse. Los actos cada vez más violentos que realizan son impactantes por la edad tan corta que cada uno tiene como ya mencioné con anterioridad. Lo que el escritor logra muy bien es darle una representación de las cosas que hay en la sociedad actual a cada personalidad.

La trama es algo que me mantuvo muy atrapada desde el principio hasta el final, porque había muchas situaciones que no parecía que pudieran a llegar a tener repercusiones muy fuertes en el curso que la historia estaba tomando, pero lo terminaron haciendo. El modo en que la maldad va apoderándose de todo es sensacional, además de la exasperación que te provoca el no poder estar ahí para brindar algún tipo de solución. El planteamiento con el que te deja esta historia es maravilloso, porque al final de cuentas nos muestra que no hay actitudes malas (negras) o buenas (blancas), hay escalas de grises, hay intermedios.

El libro se lee bastante rápido porque es muy fluido y muy crudo en su estilo de redacción. Ya había escuchado de él, principalmente por mi prima a quien le habían dejado de tarea hace mucho leerlo y termino viendo la película por cuestiones de tiempo. Fue bastante cómica su situación, pero si me platicó que había disfrutado la historia y la dejo impactada.

Este es uno de esos libros que no creo que vaya a olvidar nunca, porque me dejo varios mensajes, nos muestra como el poder puede terminar por transformarnos en otras personas, cómo los celos, las envidias y demás cosas terminan por destruirnos a nosotros mismos. Nos enseña el mal que hay dentro del bien y el bien que hay dentro del mal, como nuestras acciones pueden terminar por definirnos más que todo lo que digamos o pensemos. Este libro nos enseña que la justicia no es algo que siempre vaya a llegar, que hay cosas que son mejor olvidar. 

Eso es lo que me sorprendió de este libro, para esos niños estar esa isla era como una pesadilla donde todos hicieron cosas terribles y cuando al fin despertaron, su llanto me pareció un final lleno de redención, donde todos se dieron cuenta del daño que se habían causado los unos a los otros y aún cosas peores, su lamento por haber perdido toda su inocencia y quizás la bondad que había en sus corazones.

El señor de las moscas, es un libro que creo que debe ser leído por todos, aunque sea una vez en la vida, porque nos muestra de la forma más realista posible nuestra naturaleza humana.

¿Ya lo han leído? ¿Qué les pareció? ¡No olviden comentar!

¡Hasta la próxima reseña!

Calificación:


domingo, 11 de junio de 2017

Book Haul + Gracias por los casi 400 seguidores


¡Hola! Espero que estén teniendo un excelente fin de semana, yo la verdad que estoy algo contenta de que el calor en mi ciudad se haya ido un poco porque era insoportable. El día de hoy quiero compartir con ustedes por primera vez las adquisiciones que he tenido en lo que va del año hasta ahora. La verdad es que por diversas cuestiones (principalmente que sigo estudiando y aún no tengo trabajo) no he comprado demasiados libros, pero en vacaciones espero empezar a trabajar dando asesorías de diversas materias y continuar mi línea de ahorro intensiva para ir a la librería nuevamente, pero hasta fin de año (para ver que se siente comprar un montón de libros a la vez). Sin más que decir les comparto un poco como fue que han llegado a mis manos.
 
1- La clave es manolos. Este libro fue una mega oferta que conseguí en un supermercado, pues al ser libros que estaban en el almacén sin poder venderse desde hace tiempo, los rebajaron más o menos a la mitad de su precio. Tenía muchas ganas de leerlo porque lo había visto ya antes en una reseña y no dude en comprarlo.

2- Los viajes de Gulliver. Creo que todos alguna vez hemos escuchado de este libro, cuando era muy pequeña lo leí en versión infantil y recuerdo que me había fascinado. Está edición es preciosa sobre todo por dentro y estaba muy económica así que no dude en comprarlo tampoco.

3- Las olas. Había muchísimas referencias de este libro en otro que fue de mis favoritos el año pasado, además de que he escuchado maravillas de la autora. Cuando lo vi y en una edición tan barata y completa, lo compré de inmediato.

4- Rebelión en la granja. De George Orwell siempre escuchaba maravillas, fue este libro junto a 1984 uno de los que más me recomendó un amigo el año pasado, así que cuando lo vi me emocione tanto que rápidamente lo tome.

5- La vida es un sueño. No soy muy fan de las obras de teatro, pero fue un regalo muy especial por parte de mi abuela, así que no dude en aceptarlo llena de alegría, el libro no me decepciono.

6- Harry Houdini. Este libro lo compre hace dos días, es una biografía del mago de las esposas, era un escapista muy famoso en su tiempo y luego de ver una serie autobiográfica suya tengo más ganas de conocerlo.

7- Mujercitas. Mi mamá siempre habla bien de este libro, dice que le gustó mucho cuando en su momento de adolescente lo leyó, así que cuando fui a la librería no dude en comprarlo de igual forma, aún no lo empiezo, espero hacerlo pronto.
8- Muerte en Hollywood. Este libro lo compre igualmente hace dos días con la biografía de Houdini, su sinopsis me atrapo por completo, va de un escritor que presencia una escena de asesinato y decide no declararlo a la policía y escribir una novela de eso. Muero por empezarlo.

9- Cartas a Theo. Este libro es mi lectura actual y fue un auto-regalo que me hice por mi cumpleaños, admiro mucho el trabajo de van Gogh, así que no podía dejar pasar la oportunidad de conocer más de él, sin contar que las ilustraciones y bosquejos en el libro son preciosos.

10- Frankenstein. Mi mamá me lo regalo por mi cumpleaños y no podía dejar de gritar cuando lo vi, porque luego de leer Drácula tenía muchas ganas de leer este libro (ya que he leído comparaciones entre ambos).

11- El túnel. Es mi libro favorito de toda la vida, pero no lo había visto en mi ciudad así que lo pedí por internet cuando vi una oportunidad.

Esa es la historia con los pocos libros que he adquirido hasta ahora. Por otro lado, esta entrada también es para agradecerles a cada una de las personas que continuamente se pasan por el blog, a las que lo hacen de vez en cuando e incluso a las que lo han hecho una sola vez, porque eso significa mucho para mí. Cuando inicié este blog, lo hice porque mi familia y mis amigos con los que convivo día a día no son muy aficionados a la lectura, no tenía con quien hablar de este tipo de cosas que me apasionan. 

Cuando empecé a hacer esto de escribir reseñas, fue porque me sentía un poco sola, un poco rara y esperaba que alguien más compartiera este gusto por los libros. Por eso les doy las gracias, por demostrarme que no estoy sola, porque ustedes hacen este blog mejor día con día. Gracias por los casi 400 seguidores y por cada comentario, que me motivan a mejorar cada mañana. Porque este blog no es sólo mío, es nuestro.

¡Nos leemos!

jueves, 8 de junio de 2017

Reseña: El chico que se escabulle por la ventana de mi habitación

Ángel, te he amado desde la primera vez que puse mis ojos en ti. Sólo has sido tú. Siempre serás tú.
 
Título: El chico que se escabulle por la ventana de mi habitación.
Escritora: Kirsty Moseley.
Número de páginas: 395.
Editorial: Createspace.

Sinopsis: Amber Walker y su hermano mayor, Jake, tienen un padre abusivo. Una noche, el mejor amigo de su hermano, Liam, la ve llorando y trepa por su ventana para confortarla. Aquella acción desata una relación amor/odio que se extiende por los próximos ocho años. Liam ahora es un seguro y coqueto jugador que nunca antes ha tenido una novia. Amber todavía está emocionalmente temerosa por el abuso que ha sufrido a manos de su padre. Juntos, hacen una pareja improbable.

Su relación siempre ha sido incierta, pero, ¿Qué sucede cuando Amber empieza a ver al mejor amigo de su hermano un poco diferente? ¿Y cómo su hermano, que siempre ha sido un poco sobreprotector, reaccionará cuando se dé cuenta que el par se está acercando más? 

Opinión Personal: Nuestra historia comienza cuando los hermanos Walker son pequeños (la autora nos da una introducción de cómo es que fue su infancia), esta parte es narrada por Amber, quien comienza a contar como es la cotidianeidad en su casa y lo que tiene que sufrir cada fin de semana cuando se queda sola con su papá. Luego de un accidente en la cena, la ira termina por adueñarse de su padre que no duda en golpear a casi toda la familia y maldecir a más no poder. Los niños corren a sus habitaciones dejando a su madre con aquel hombre que trata de calmar. Esa noche cuando todos estaban durmiendo, como la ventana de Amber y su vecino Liam (el amigo de su hermano) quedan muy visibles entre sí, él no puede evitar verla llorar y decide ir a confortarla a su habitación con un abrazo.

A partir de este “prefacio” el libro se remonta ocho años después. Cuando vemos a los personajes adolescentes, descubrimos que lo que empezó cuando eran niños (el dormir abrazados) se prolonga hasta la actualidad. Empezamos a descubrir nuevas situaciones, personas nuevas y nos cuentan como es la situación actual de la familia Walker. Liam (su vecino) sigue siendo de los mejores amigos de Jake y pelea todo el día con Amber a excepción de cuando están solos, cosa que saca de sus casillas a la protagonista. Esta relación de “amor y odio” dará varios giros inesperados durante la novela.

Yo tuve un problema un poco grave con los personajes del libro, porque la mayoría tienen su personalidad basada (literalmente) en estereotipos. Nuestra protagonista es la típica “única y diferente” por decirlo de alguna manera, además, que absolutamente todos los que la miran quieren algo con ella de inmediato, como si fuera un hechizo. El protagonista es el chico mujeriego, jugador de un equipo deportivo que vuelve a todas las del instituto locas, pero es perfecto y dulce con Amber (ojalá conociera a alguien así). Jake es otro estereotipo, lo pintan como súper sobreprotector solo por ser hermano de Amber, mujeriego y mega popular. Las “amigas” de la principal tampoco me terminaron de convencer, sólo querían ser su amiga para conocer o a Liam o a su hermano (hipócritas). Los padres, brillaron por su ausencia durante todo el libro cosa que nunca me ha terminado de cuadrar en un libro (pues Amber tenía dieciséis años). 

Superando a los personajes, la trama se me hizo bastante dramática y creo que hubo mucha insensibilidad por parte de la autora al permitir que sus personajes vivieran ciertas situaciones y actuaran como si nada. Porque fueron sucesos muy fuertes de afrontar o asimilar y creo que sin ayuda emocional o terapia pueden terminar convirtiéndose en algo asfixiante para quien las vive. El drama como ya decía estuvo muy presente, cosa que a la larga me mantuvo entretenida, porque, aunque al principio todo parecía miel sobre hojuelas la cosa cambia.


Este libro lo conocí hace como tres años, y en realidad fue como fanfic que lo leí en aquel entonces (estaba adaptado cambiando los nombres originales por los de famosos). Nunca se me hubiera ocurrido que era un libro que, si fue publicado, el caso es que lo termine releyendo cuando me entere por accidente y no pude creer que me haya gustado tanto en aquel entonces (risotada mega fuerte). La verdad es que tiene toda la pinta de una fanfic, aunque claro, me entretuvo mucho a pesar de todo y creo que es una lectura que se puede leer de un tirón y te ayuda a quitarte el estrés porque las situaciones son un tanto cliché.

La autora pese a todo lo que he dicho, no por eso dejó que sus letras quedaran vacías, pues nos comparte que, ante situaciones desagradables, debemos encontrar siempre a alguien en que podamos confiar, que no hay que guardarnos las cosas solo para nosotros, no es algo sano para nadie, no hay que pensar que siempre vamos a poder hacerlo todo solos, hablar de temas dolorosos a veces resulta ser algo muy positivo. 

El chico que se escabulle por la ventana de mi habitación (que título tan largo), nos comparte una historia de amor, de apoyo, de sufrimiento, pero sobre todo de superación y sanación de heridas del corazón.

¿Ya lo han leído? ¿Qué les pareció? ¡No olviden comentar!

¡Hasta la próxima reseña!

Calificación: