viernes, 6 de enero de 2017

Reseña: Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo

El problema con mi vida era que se le había ocurrido a alguien más.

Título:  Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo.

Escritor: Benjamin Alire Sáenz.

Número de páginas: 359.

Editorial: Planeta.

Sinopsis:  Aristóteles es introvertido y tímido. Dante es transparente y expresivo. Por motivos que parecen escapar a toda razón, estos dos chicos de diecisiete años se encuentran y construyen una amistad entrañable que les permitirá redefinir el mundo del otro y aprender a creer en ellos mismos para descubrir los secretos del universo. El escritor multipremiado, Benjamin Alire Sáenz, explora la lealtad y la confianza entre dos jóvenes que están aprendiendo a ser adultos en un escenario fronterizo tan mexicano como estadounidense. Juntos deberán crecer al mismo tiempo en que se adaptan a una sociedad que también está en permanente búsqueda de identidad.



Opinión personal: Este libro sin duda es mi libro favorito de toda la vida. Tenía tantas ganas de leerlo y cuando lo hice recibí sin duda mucho más de lo que yo pude haber esperado. En lo personal me identifique demasiado con la personalidad de Ari, con la forma en que él mira el mundo, el modo en que comprende las situaciones y lucha consigo mismo. Es una historia tan sencilla, que sí es por un momento analizada descubrimos que sólo son dos adolescentes que son mejores amigos, asisten a la escuela, tienen familias, tienen problemas y eso es todo. Desde luego esto lo digo superficialmente.
 

Vemos desde el principio los cuestionamientos, las dudas, los temores de Aristóteles por saber quién es, a donde va y por qué. El miedo de no saber qué es lo correcto y que no. El mundo visto a través de los ojos de una persona extraordinaria que hace que las cosas más sencillas se vuelvan maravillosas. Como los detalles más pequeños pueden mostrar las cosas más asombrosas.

Podemos leer el universo de Aristóteles y Dante, podemos descubrir que los misterios son más que eso, son más que solo cosas por descubrir, que el amor, la tristeza, la felicidad, la familia, los amigos, son necesarios para poder descubrirnos, para descifrar nuestro propio misterio. Para encontrar nuestro secreto en el universo.
 
Lo importante que es contar con el apoyo de una familia que te ama y está dispuesta a todo por la única razón de que eres parte de ella es algo que me cautivo del libro, pues la mayoría de las veces encontramos las relaciones de adolescentes y padres muy forzadas en otros libros. La novela nos muestra como todos estamos perdidos en nuestros propios universos, como a veces las tormentas (los problemas) tratan de rompernos y como nosotros nos reusamos a eso. La forma en que sentimos tanto y amamos tanto sin darnos cuenta.

Para terminar sólo me gustaría compartir un mensaje que me ayudo a entender este libro y es que cada persona no es su estatura, o su peso. No es su edad, mucho menos su género o el lugar donde nació. Cada uno, es su libro favorito, la canción que está atrapada en su cabeza y lo que desayuna los domingos. Cada uno es mil cosas, pero el mundo siempre escogerá ver el millón de cosas que no es (alto, delgado, sociable, inteligente…). Nadie es de dónde viene, si no a dónde va.

¡Hasta la próxima reseña!

Calificación: 






No hay comentarios:

Publicar un comentario